¿Qué es el testamento?

El testamento público abierto es la única forma legal para designar a las personas que a tu fallecimiento serán dueños de tus bienes y propiedades, convirtiéndose así en los legítimos herederos de tu patrimonio. Para otorgarlo debes acudir a un notarío público.

  • Además de representar un ahorro económico para tus herederos o legatarios, el testamento facilita el proceso de sucesión, ya que de no existir se debe tramitar la sucesión a través de un proceso judicial en el que un juez determinará quiénes son los herederos y en qué porcentaje recibirán los bienes. Este proceso suele ser costoso y lento.
  • Asimismo, el testamento es la mejor forma para proteger a los hijos menores de edad o discapacitados, designando a un tutor que tenga el cuidado y la guarda de su persona y bienes. Finalmente, es la mejor forma de proteger la armonía y la seguridad familiar en caso de muerte, evitando posibles conflictos legales.
  • 5 Razones por las que TODOS debemos otorgar testamento
  • 5 Razones

Recuerda que…

Nadie puede otorgar un testamento en tu nombre y no podrás hacerlo si por enfermedad o accidente pierdes tus facultades mentales o la conciencia.


El testamento es atemporal, es decir, se refiere a los bienes, derechos y acciones del testador al momento de su muerte.


Puedes otorgar un nuevo testamento en cualquier momento que desees.


Al otorgar testamento no dejas de ser el dueño de tus bienes, sólo decides quienes heredarán los bienes y propiedades al momento de tu muerte.

¡Paisano, no lo dejes pasar! El testamento es un tema más de responsabilidad que de riqueza y edad, pues no importa si tienes muchos o pocos bienes, el proceso de adjudicación de la herencia para tus familiares en México será el mismo.